Estamos preparados para un mundo sin trabajo…?

La robotización, sus consecuencias sobre el mundo del trabajo y sobre las finanzas públicas, así como las posibles respuestas para hacer frente a esos retos aún son cuestiones que no han entrado en el debate político, pero cada vez están más presentes en el mundo académico y las estanterías de las librerías van llenándose de títulos que las abordan con tintes más o menos apocalípticos, y con mayor o menor actitud militante a la hora de aportar posibles soluciones.

«La riqueza de los humanos. El trabajo en el siglo XXI» (Ariel), de Ryan Avent, editor y redactor de «The Economist», e «Inventar el futuro. Poscapitalismo y un mundo sin trabajo» (Malpaso), de Nick Srnicke y Alex Williams, coinciden en su diagnóstico sobre lo que ocurre. Avent escribe: «La automatización, la globalización y el aumento de la productividad de un número reducido de profesionales altamente cualificados se están combinando para generar una abundancia de mano de obra: un exceso de humanos. En la lucha por digerir este océano de posibles trabajadores de unas dimensiones sin precedentes, la economía global está fracasando de una manera preocupante. Ya no es posible confiar en que la institución del trabajo, la otra pieza esencial de la infraestructura social, aparte de la familia, colme las funciones esenciales de los seres humanos: desde la ordenación de nuestros días hasta la distribución del poder adquisitivo o el refuerzo de los lazos sociales, que se nutren cuando las personas sienten que realizan aportaciones positivas a la comunidad».

Leer más

 

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *