Apenas tenia un mes y renunció…!

En una economía como la nuestra; donde el empleo crece, mal pagado pero crece; en una época donde los Millenials estan presentes y no quieren un trabajo “fijo”, la rotación se da… y en algunos casos de forma brutal (casos con más del 120%). Entonces hace falta reflexionar: O me adapto a los cambios y tomo algunas medidas que palien el efecto…

Comenzaste tu carrera profesional muy joven. Aún tenías mucho por aprender cuando fundaste tu primera empresa, pero sentías la adrenalina de crear algo desde cero o quizá necesitabas tener una mejor idea sobre cómo era el mundo real, así que empezaste a trabajar tras terminar la universidad. De cualquier manera, ahora tu situación ha cambiado.

Tienes una empresa.

Lograste superar los tiempos difíciles. Tenías deudas que pagar, pero hiciste la inversión porque sabías que había algo especial en esta oportunidad. Ese compromiso empresarial inquebrantable dio sus frutos y ahora puedes vivir de tu trabajo. Quizá hasta has logrado tener mucho éxito y todos los días manejas un automóvil Tesla de lujo a tu oficina, un edificio que cuenta con paredes de ladrillo y techos industriales que derrochan estilo.

El único problema es que uno de tus empleados clave renunció esta semana. No fue por dinero, sino “por el futuro y las oportunidades que vendrán. No eres tú. Soy yo”.  

Tienes otros empleados clave que necesitas conservar para que tu empresa funcione a la perfección. Entonces, ¿qué harás para asegurarte de evitar perder a otro?

En mi caso, fui a la universidad, obtuve una maestría, di mis primeros pasos en el mundo de los negocios y trabajé para algunas consultorías y empresas de software prestigiosas. Un día, mi jefe me dijo que como empleado yo “carecía de sentido de urgencia”. Me dio algunos consejos y dijo que cuando saliera de su oficina, debía “caminar más rápido y sonreír menos, porque la percepción es la realidad”.

Ya no tenía trabajo.

Fundé mi propia empresa de software haciendo lo contrario de lo que me habían aconsejado y, 14 años más tarde, la vendí a un fondo de capital privado. Creé una cultura que atrajo a algunos de los mejores talentos y los retuvo hasta el final.

Con el paso de los años, aprendí tres estrategias que puedes comenzar a implementar hoy mismo para asegurarte de que tus empleados más valiosos estén contigo no solo en las buenas y en las malas, sino, como Yvon Chouinard de Patagonia explica, “que vengan a trabajar dispuestos a entrar en acción y con ganas de subir las escaleras de dos en dos”.

3 estrategias para mejorar la tasa de retención de personal

1) Motiva desde adentro.

En todo el mundo vemos ejemplos de organizaciones que motivan a sus seguidores a realizar hazañas increíbles: SpaceX, Google, HubSpot y miles de instituciones benéficas que impulsan a las personas para obrar maravillas.

¿Qué tienen todas estas empresas en común? Cuentan con seguidores y empleados que creen en su visión y misión con tanta convicción, que estas se han alineado con sus valores personales o incluso se han convertido en su propia motivación. Son personas apasionadas y comprometidas que no piensan abandonar sus organizaciones en el futuro cercano. Entonces, ¿qué puedes hacer para motivar y, de esta manera, retener a tus empleados clave?

Prueba lo siguiente: comienza hablando sobre qué te motiva para hacer tu trabajo e invita a tus empleados a dialogar contigo. Es posible que necesites dedicar semanas o incluso meses a esta actividad. No te apresures, pero hazlo deliberadamente.

Identifica un propósito o el porqué. Mira la conferencia TED de Simon Sinek, Start with Why (Cómo los grandes líderes inspiran la acción). Un propósito genera dedicación. Un propósito involucra a la persona mucho más allá de su puesto de trabajo. Con un propósito tendrás un empleado leal que siempre estará a tu lado.

No se trata del salario ni de las bonificaciones. Estos aspectos son importantes y el dinero es necesario, pero no es lo que motiva a los empleados a quedarse en una empresa. Este breve ejercicio incluso podría ayudarte a descubrir otros aspectos, como tu visión y tus valores.

2) Confía en tus empleados como si fueran parte de tu familia.

No me refiero a que confíes en que te devolverán esos $20 que les prestaste en el casino hace 3 meses. Tampoco hablo de la confianza que nos lleva a abrir nuestro corazón y confesar nuestros secretos más profundos. Me refiero a la confianza que se requiere para asignarle una tarea importante a alguien y saber que todo estará bien.

Asigna un proyecto a tus empleados y evita involucrarte a menos que te lo pidan. Dales la oportunidad de trabajar sin presiones. Si las cosas suelen salir mal, averigua por qué y confía en que contrataste a las personas adecuadas para el trabajo. Porque te diré lo que ocurre: el empleado comienza a hacerse cargo de su trabajo; se hace 100% responsable y le enorgullece lo que hace. Nada motiva más a las personas que el orgullo, excepto quizá la autonomía y contar con un dominio de conocimientos específicos, según afirma Dan Pink.

Prueba lo siguiente: La próxima vez que le asignes a alguien un proyecto o la resolución de un problema, deja que este integrante se encargue de la tarea. Comunícale qué resultados deseas obtener y pídele informes periódicos sobre los logros alcanzados.

Sin embargo, como mínimo debes contar con una regla: tienes que dejar que esta persona se encargue del proyecto y solo podrás intervenir si tu empresa está en riesgo. Eso es todo. Inténtalo. Incluso podrías probarlo en casa con tus hijos, pero no me culpes de los resultados que obtendrás en este contexto.

3) Crea un ritmo que genere buenos hábitos.

Piensa en tus malos hábitos. Quizá no tienes ninguno, pero conoces a alguien que sí, como tu abuela, quien fuma un paquete de cigarrillos al día y tiene casi 90 años. O tal vez puedes pensar en un amigo de la universidad que sigue siendo inmaduro y que todavía bebe demasiado porque “a los chicos más populares les gusta tomar alcohol”. ¿Por qué no convertimos nuestras acciones positivas en hábitos?

De hecho, lo hacemos. Tienes una rutina matutina. Apuesto a que te ejercitas, te lavas los dientes y te das una ducha. Ahora veamos qué sucede en la oficina. Todas las empresas tienen un ritmo: las reuniones de equipo y de la empresa, los informes financieros, las horas felices, etc. Pero también hay otras cosas que puedes comenzar a hacer de manera rutinaria que ayudarán a fomentar la participación de los empleados y, por ende, la retención y la lealtad.

La sostenibilidad se relaciona con los hábitos que surgen de este ritmo. El reconocimiento y los comentarios a menudo carecen de consistencia. Ritmo. El desarrollo profesional a menudo carece de consistencia. Ritmo. La atención que prestamos a las estrategias suele deteriorarse. Ritmo.

Prueba lo siguiente: identifica algunos aspectos en tu empresa que sean difíciles de priorizar. Por ejemplo, el reconocimiento de los empleados es un aspecto que siempre decimos que tenemos que mejorar. Algunos empresarios incluso colocan recordatorios en el calendario para reconocer el trabajo de sus empleados. Sin embargo, puede llegar a ser una labor más sencilla.

Pide ayuda a tus empleados. Diseñen un programa de reconocimiento entre compañeros con un ritmo que permita crear un hábito. Puede ser una rutina semanal o mensual. Por otro lado, también puedes descubrir qué otro aspecto necesitas mejorar y convertirlo en un ritmo. Conviértelo en un hábito.

La empresa que estaba desarrollando atravesó por un momento difícil. Estábamos perdiendo dinero. Teníamos dos opciones: despedir a algunos empleados o reducir las compensaciones del personal. Hablé con mis empleados más valiosos y les expliqué la situación. Necesitaba asegurarme de que me apoyarían. Todos estuvieron de acuerdo. Anuncié la decisión y en los seis meses de recuperación logramos conservar a todos nuestros empleados.

Habíamos creado una cultura sólida donde el dinero no constituía la motivación principal. Había confianza y autonomía. Y nuestros mejores hábitos surgían de un ritmo sólido.

Pon en práctica estas estrategias

Si logras adoptar con éxito estas tres estrategias, nunca más perderás a un empleado clave, ni siquiera en los momentos más difíciles. O, al menos, reducirás las probabilidades de que esto ocurra.

Hasta los amigos de estos empleados vendrán a pedirte trabajo, los clientes desearán trabajar contigo y tus empleados llegarán al trabajo con una sonrisa. Llegarán a trabajar por la mañana “dispuestos a entrar en acción y con ganas de subir las escaleras de dos en dos peldaños”.

 

¡La atención al cliente…(?), casos de la vida real…!

Al prepararme el té por la mañana, eché mano de un sobre que encontré en la alacena y oh mi sorpresa el contenido de la bolsa se salió de la misma y mi tasa se llenó de pequeñas partículas de té. No me agrado mucho la idea. Busqué los datos de “Servicio al Cliente” en la caja donde encontré la bolsa y envié un correo a la empresa para hacerles saber que su bolsa de té no funcionaba: Respuesta…ninguna. (Y es una marca “global”). Cambié de marca.

Me encontré, muy cerca de la sucursal de un banco, una pequeña y adorable tienda de galletas; muy bien decorada, el personal uniformado y muy atento. Realmente me encanto su “·concepto”. Recogí una tarjeta del negocio y por la tarde de ese día, se me ocurrió visitar su página web; también me encanto su imagen; entonces se me ocurrió enviarles una nota de felicitación por el manejo de su concepto: Respuesta…ninguna.

Tenía la necesidad de conectar a un cliente con una cadena de tiendas y consulte a su “Servicio a clientes” para ver donde conectar a mi cliente: Respuesta…” Buenos días, desconozco quien le puede ayudar con este tema, le proporciono los datos del corporativo donde se encuentra el área de compras y el teléfono del conmutador para ver si le pueden apoyar con la información que requiere… Estaré exagerando…pero no me agrado la respuesta.

Me encontré un local de una cafetería en una de las avenidas importantes de un barrio que frecuento casi todos los días y lo vi “muy desangelado” más de la mitad del local, sin ningún uso, se veía abandonado. Le envié un correo a los propietarios para sugerirles algunos cambios; ya que la avenida es muy importante y pensé que podrían sacarle mayor provecho a su local: Respuesta… Ninguna.

El diario que recibíamos en casa tenía, ya no sé si lo siga teniendo, una sección de fotos “inconvenientes” en la sección deportiva. Le envié una nota al Director del Diario por correo, ya que las fotos eran bastante desagradables: Respuesta…ninguna. (Deje de comprar el periódico)

Me pregunto ¿Para qué ponemos los datos de “Servicio al Cliente” en nuestra publicidad? ¿realmente nos interesa conocer sus opiniones…?

Las Reglas de Origen; “un estire y afloje” del que saldrá chispas….

El último giro que han dado en la administración del presidente Trump, hoy 3 de mayo, con respecto al TLCAN parece ser por el lado de endurecer las Reglas de Origen. En este aspecto estará la pelea; Estados Unidos buscará que las mercancías procedentes de México o Canadá tengan un “contenido regional” mayor y evitar con ello beneficiar a terceros países, China, por ejemplo. Parece ser que la pelea será en este terreno en donde México se verá afectado si le exigen un contenido mayor, porque muchos de los insumos para la industria electrónica y automotriz no son “originarios de la región”. Sin embargo, México tiene muchas cartas a su favor como la importación de Estados Unidos de, frutas, carne, productos del mar, bebidas alcohólicas y sus exportaciones a México de maíz, carne, trigo, leche, gasolina, gas natural, medicamentos, vacunas, leche, trigo, huevo, pollo, carne, plástico, etc. Hacen de todo este complejo intercambio de bienes y de servicios todo un reto para ambos países. Será sin duda “un estire y afloje” del que saldrá chispas…. Sin duda hoy México tiene “otra postura” que la que tenía en el 1994 cuando nació el TLCAN. Se abrirán oportunidades de negocio.

Cuidado con lo que decimos… !

Antes de lanzar alguna campaña de marketing hay que estar seguro de que está bien hecha y que no es agresiva para algún sector de la población. Hoy más que nunca tenemos que ser “muy cuidadosos” con lo que decimos y con lo que anunciamos; por aquello de herir susceptibilidades. En estos días una empresa de moda argentina publico fotos de niñas, en su campaña para adolescentes, exageradamente delgadas y los medios sociales la hicieron pedazos: El otro caso, muy reciente, fue de la aerolínea que saco a golpes a un pasajero y bajo a unos recién casados; para desgracia salió del director de la empresa a “explicar el asunto” y resulto peor… Ya son varios millones de dólares lo que le costó a la empresa el desaguisado

Antes de salir a los medios valdría la pena preguntar a terceros, su opinión al respecto de nuestros mensajes. Hoy más que nunca hay que entender la fuerza que tienen los medios sociales y que estos pueden actuar a favor o en contra nuestra en cualquier momento, por una frase o un comentario aparentemente intrascendente.   

Aquí hay Oportunidades de Negocio; siempre y cuando…

La Reforma Educativa, anunciada recientemente con bombo y platillo, contempla entre otras cosas, la enseñanza de idioma inglés, que será obligatoria desde la educación preescolar; según el nuevo Modelo Educativo de la Educación Obligatoria en México. ¿Qué se va hacer con el casi millón de educadores que hay en país que tendrán que aprender y enseñar inglés? La misma reforma plantea la creación de un Servicio Profesional Docente para la educación básica, media y Normal; qué alguien tendrá que sacar adelante. Tendrá que llevarse una “Estructura Curricular” que abre la posibilidad para la creación de plataformas digitales para tal efecto. También habla, la citada Reforma, que se deberá propiciar nuevas oportunidades para el desarrollo profesional de docentes y directivos; ¿Quién estará dispuesto a ofrecer estás “nuevas oportunidades”? Habla también de implementar medidas para evitar la deserción y la reprobación. En este tema, también se abren oportunidades. La atención personal de cada alumno (tipo preceptoría) y la participación de los padres de familia en la gestión escolar llevan a estructuras estrategias, que muy bien los empresarios podemos proponer. Plantea resolver (oportunidad) la sobre-carga administrativa en las escuelas.

Propone y dice la Reforma: Ha sido común que los maestros realicen su función de manera aislada, con escasos apoyos y poca colegialidad. Asimismo, las escuelas no han contado con apoyos técnicos (Oportunidad) suficientes para su fortalecimiento. La evaluación exige esfuerzos organizados de los directores y maestros, pero todo ello puede ser sustancialmente más eficaz cuando se recibe asistencia de personal competente (Oportunidad) para el acompañamiento del quehacer docente. Hay qué “analizar las evaluaciones y dar seguimiento a los avances alcanzados (Oportunidad)

Los procesos administrativos y los flujos de información en el sistema educativo funcionan sin un soporte tecnológico (Oportunidad). Una parte importante de la energía del sistema educativo se destina a tareas administrativas que pueden ser resultas a bajo costo y con mayor calidad (Otra oportunidad)

Los textos anteriores se han tomado, solo algunos, del Resumen Ejecutivo de la Reforma Educativa publicado por la SEP. 

Espero sean de utilidad

La Nueva Economía…¿Entendemos que está pasando?

Algo en la economía está cambiando profundamente[1] (Javier Mato): Google, la mayor agencia publicitaria del mundo, no tiene ni un publicista; el mayor sistema de noticias del mundo, Twitter, no tiene ni un periodista; Apple, el primer fabricante de ordenadores, tablets y móviles no tiene ni fábricas ni operarios; Wikipedia, la enciclopedia con más información, jamás ha pagado un euro a un especialista por su sabiduría;  el mayor vendedor de alojamientos hoteleros del mundo, Booking, no tiene ni una cama de su propiedad ni tampoco un solo vendedor; el mayor repositorio de vídeos que jamás haya existido, Youtube, carece de camarógrafos; la mayor red social, Facebook, que se especializa en la comunicación entre personas, no tiene a nadie que sea capaz de escribir una línea; Ryanair, el mayor vendedor de billetes de avión de Europa, no tiene ni un oficinista para atender a los clientes; tengo indicios de que ni siquiera la mayor red de restaurantes del mundo, McDonald’s, tiene cocineros. (jajaja)

¿Realmente estamos “entendiendo que es la que está pasando”? ¡En que parte de “la Ola” estamos?

Esta es la economía contemporánea, la que da grandes beneficios, la que se expande globalmente, la que apabulla en los mercados. A Mark Zuckerberg, el propietario de Facebook, le ofrecieron mil millones de dólares por su empresa cuando aún no había generado ni un euro de beneficio y cuando todavía estaba formada por diez chavales de su edad; Whats App se vendió por 19 mil millones de dólares cuando sólo tenía 50 empleados. Atrás quedan Saatchi & Saatchi, que emplea a miles de publicistas; el New York Times, con sus plantillas de reporteros por todo el mundo.

Son la vieja economía, la que tenía beneficios del 10 por ciento, la que lidiaba con seres humanos, la que resolvía desafíos. El llamado capitalismo industrial. Bienvenidos a la nueva economía.

Ahora las empresas ya no venden productos como hacían antes, ahora no tiene sentido anunciar lo que se fabrica; ahora se compran clientes, se fisgonea en su historia online y les conminamos a que compren, porque sabemos qué buscan, qué quieren. El mensaje viene a ser «no te resistas, sabemos que quieres nuestro producto». Nos crean las necesidades porque nos tienen identificados, dado que hemos perdido la privacidad, ahora en manos de las grandes tecnológicas. Así, algún ejecutivo de escuela de negocios podrá multiplicar mil veces los resultados de su empresa y llevarse bonus multimillonarios.

Este es el mundo contemporáneo de la nueva economía; este es el ultracapitalismo en el que nos hemos sumido.

Fantástico salvo para sus víctimas: los empleados y los consumidores. Casi nada. Cada día es más evidente que hay que repensar hacia dónde va nuestra economía. Pero no tenemos líderes capaces, en parte porque también ellos son un producto de esta economía y en parte porque los desafíos son especialmente complejos. Determinar dónde y cómo actuar exige comprensión de realidades tremendamente enrevesadas, rigor, cualificación, sutileza en la búsqueda de soluciones y algo aún más escaso: valentía.

¿Cómo no nos va a dar la risa cuando nuestros políticos, ignorantes incluso de su ignorancia, nos cuentan que están cambiando el modelo de nuestra economía? Lo dicen sin pestañear, como si entendieran qué está ocurriendo. Pobres inocentes: son más incompetentes de lo que nos pensábamos.

Javier Mato es periodista y profesor en el Cesag.


[1]
http://www.elmundo.es/baleares/2016/12/17/5855141f468aeb02258b467f.html

Dicen los expertos cómo hacer exitoso nuestro negocio

Si bien es cierto que todos aspiran a tener un negocio próspero*, pocos aceptan ejercer la disciplina necesaria para lograrlo, que van desde medidas disruptivas hasta sacrificar rutinas de confort, sin embargo, estos millonarios revelaron sus tácticas “secretas” o extrañas para encontrar la fórmula exacta del éxito. Acá algunos ejemplos:

Duerme hasta que estés muerto de cansancio.
No cabe duda; hay que trabajar y duro. No hay crisis que aguante 16 horas de trabajo diario.
Rebasar tu propio límite.
Riego…riesgo…adrenalina. El que no arriesga…
Gastar dinero para ganar dinero.
Cuando hay que gastar…hay que gastar. Aquí es la clave: Saber invertir…Que visión tuvo el abuelo…
Hacer lo que amas y dejar lo que odias.
La “querencia” … disfruta lo que hace…si no…a otra cosa mariposa
Los fracasos miserables son la llave del éxito.
La mejor escuela del éxito: los fracasos…
Evitar deudas que no te generen ganancias.
Zara ha crecido sin pedir dinero al banco… ¿Cómo le hizo? Re invirtiendo utilidades
Ser modesto en la vida personal.
La austeridad no dejará de ser una buena virtud; te exigirá evitar gastos innecesarios
Reflexionar continuamente.
Los éxitos, los fracasos, las buenas y las malas experiencias. Observar lo que pasa en tu micro cosmos y en el entorno.
Leer mucho.
Hay mucho que aprender; nunca se podrá estar al día en todo.
Delegar tareas en personas de confianza.
Detrás de un gran líder hay mucha gente brillante. Acompáñate de la gente más capaz


* https://www.merca20.com/10-formas-de-hacer-prosperar-tu-negocio-que-solo-los-millonarios (modificado)

¿Qué pasará en 10 años…?

El profesor Yamaguchi del IPADE nos pregunta si fuimos capaces, hace 10 años, de prever o imaginar si quiera, la llegada de UBER; nos propone hacer un ejercicio ante el cúmulo de oportunidades y de amenazas que se nos presentan en la actualidad y consiste en ubicar muy bien aquellas tres variables que mayormente impactan a nuestras empresas y que futuricemos; cómo se verán en los próximos años y analicemos si estaríamos en posibilidades de hacer algo; para aprovechar las oportunidades y contra restar las amenazas. Pongo por ejemplo los hábitos de consumo de nuestros clientes… ¿Cómo van a cambiar, hacia donde se orientarán, cuanto más aumentarán las ventas por medios electrónicos? ¿Cuánto más o menos serán fieles a las marcas? ¿Qué…cómo serán influenciados? Lo que es un hecho es que los cambios seguirán dándose y a una velocidad cada vez mayor. Revisemos esas tres variables, como dice Yamaguchi, y situémonos en 10 años ¿Qué somos capaces de imaginar, en donde seremos capaces de influir? ¿Qué economías (emergentes) serán las líderes en el mundo…China, la India, México, Brasil…? Nuestra empresa, tal y como la vemos ahora ¿será capaz de existir o qué cambios habremos de hacer?

Todo un reto… ¿qué opinas…?

Un año para revisar el TLCAN

Todo parece indicar que se dará una de las tres opciones que le dábamos al TLCAN al inicio del gobierno de Trump; su revisión. No se va a quedar como estaba, tampoco parece que Estados Unidos lo abandonará; sino que qué habrá que revisarlo y el Secretario de Comercio Wilbur Ross predice que, al menos, se llevará un año su revisión. Hay quien dice que el tema le conviene a México y que bueno; al final privará la política de “ganar – ganar” porque dos economías, tan íntimamente ligadas, tendrán de salir fortalecidas y es que el “horno no está para bollos” en el entorno económico mundial. Por lo pronto, parece que el susto ya paso y nos debe quedar la firme convicción que habremos de diversificar nuestros mercados, con TLCAN o sin él; ya podemos, como país, competir en muchos sectores con calidad, con innovación y con precios razonables.

¿Habremos aprendido la lección… qué opinas?

Si hablamos de diversificar nuestros mercados (3)

A continuación veremos los resultados de la “Matriz de Diversificación” que hemos elaborado nosotros mismos y esperamos sea de su interés. Hemos tomado en cuenta 5 factores, que consideramos determinantes, a la hora de elegir uno u otro mercado, en nuestro proceso de diversificación. Si tenemos un Tratado deberá influir más que si no lo tenemos; le damos un valor de 3 a los países con quienes tenemos tratado y 0 con quien no tenemos y así con el resto de los otros 4 factores. Esto no quiere decir que no existan otros factores que influyan a la hora de elegir nuestros mercados; como “las Restricciones No Arancelarias” y otros más que aplican y que varían dependiendo de los productos de que se trate. Esperamos que esta “Matriz de Diversificación” le sea de utilidad y que Ustedes puedan agregar alguno o algunos otros factores. Al final, al priorizar nuestra lista de países, podemos observar que según esta “Matriz de Diversificación” la Unión Europea debiera ser nuestro principal destino de nuestras exportaciones.

Hemos quitado de esta lista, por razones obvias, a los Estados Unidos.

Nos gustaría oír tus comentarios