¿Época de crisis…?

Hoy más que nunca hay que revisar nuestros Modelos de Negocio porque el entorno está cambiando a pasos agigantados. Sin duda se cerrarán caminos y se abrirán otros. Es cierto, somos una economía muy dependiente de Estados Unidos; por obvias razones y es hora que analicemos otras alternativas. Chile exporta el 30% de su volumen a Europa, otro 30% a América y el 30% a Asia. Es cierto somos economías muy distintas, pero Chile si ha sabido diversificar el destino de sus exportaciones y corre menos riegos.
Hay quien opina que hay que voltear los ojos al mercado interno donde, sin duda, hay grandes oportunidades. La Universidad de Harvard recomienda que busquemos oportunidades en clientes infra o supra servidos, en las ineficiencias del mercado (existen enorme ineficiencias en la distribución de productos), en los nuevos segmentos demográficos (no se digan los millennials), clientes frustrados, nuevas legislaciones (Reformas), cambios en las estructuras de costos (Outsourcing, la nube), las tendencias que cambian rápidamente y otras tantas oportunidades que no debemos dejar pasar.
¿Y tu que opinas…?

El año que termina…nos deja experiencias. El año que comienza nos abre nuevas oportunidades

El año está por concluir y trajo de todo…una cierta inestabilidad, un dólar muy apreciado, una contracción en las exportaciones, un aumento en el consumo interno, la creación de muchas nuevas empresas y el cierre también de muchas, que no supieron actualizar sus modelos de negocios y hoy apenas a unos días de concluir el año y de abrir el libro con hojas blancas en el que habremos de escribir con “nuestras historias” en el nuevo año; se presenta incierto, con cambios en el gobierno del vecino del norte, que tras una muy competida campaña electoral,  que a mucho no ha dejado satisfecho, se nos presenta con interrogantes. Nadie tiene la “bolita mágica” para saber lo que pasará en los próximos años; lo que si estamos ciertos es que de darse una crisis, esta traerá oportunidades y serán para aquellos que permanezcan enterados y con olfato fino para detectarlas y no dejarlas pasar. Hoy más que nunca se hace imprescindible “revisar tu Modelo de Negocio”

La guía inconformista para inversores

El nuevo libro de Peter Thiel tiene consejos inspiradores pero no es realista cuando habla de la verdadera procedencia de la tecnología
Jueves, 9 de octubre de 2014
Por Jon Gertner
Traducido por Francisco Reyes
E-mail Imprimir small text medium text large text

¿El inversor de tecnología Peter Thiel es brillante, o simplemente extraño? Desde luego trabaja duro. Desde que cofundó PayPal en 1998, Thiel ha estado involucrado en algunas de las empresas de tecnología más importantes e inesperadas de nuestra era. Su éxito lo ha convertido en una presencia oracular en Silicon Valley (EEUU).

Es famoso por llevar la contraria, y parece deleitarse en decir o hacer lo inesperado, aun a riesgo de quedar en ridículo. Cada año su organización sin fines de lucro ofrece a varios estudiantes universitarios 100.000 dólares (79.000 euros) para que abandonen las clases e intenten montar una arriesgada start-up. Se ha autodeclarado no sólo contra los impuestos, sino contra “la ideología de la inevitabilidad de la muerte”. Y cuando el Instituto Seasteading, un grupo utópico que intenta construir ciudades flotantes para poder escapar de las intrusiones del gobierno, buscaba financiación hace unos años Thiel les dio hasta medio millón de dólares (395.000 euros).
Leer mas…