hair extension aftercare products 100 % unprocessed human hair wigs hair wigs clip in synthetic hair extensions klaiyi hair company hair extensions babe clip in hair extensions reviews halo hair extensions reviews uk real hair wig babe extensions tape in tresemme hair dryer reviews human hair extensions flicky hair short hair city newcastle hair extensions
Concepto |

Dulces historias…sabores artificiales…

Acercarse a él es como entrar en un mundo maravilloso que te es al mismo tiempo ajeno y familiar: quienes venden estos productos pueden llevar tu imaginación a diferentes lugares con sólo pasar un frasquito cerca de tu nariz.

Su poder es enorme y son casi omnipresentes: la mayoría de la comida, bebida y artículos de tocador contienen esencias y éstas a menudo son la razón clave por la que compramos una marca y no otra.

Eso se traduce en ventas anuales de la industria de fragancias y sabores de alrededor de US$25.000 millones.

Lo curioso es que parece que hubiera un acuerdo tácito entre los productores y los consumidores: en muchos casos aceptamos y reconocemos los sabores y fragancias con el nombre que la industria nos da, aunque sepamos que no corresponden al de las frutas que imitan.

¿De dónde provienen estos falsos sabores de frutas?, se preguntaron en PRI, la radio publica de EE.UU. que hace coproducciones con la BBC.

Para encontrar la respuesta, consultaron a Nadia Berenstein, experta en sabores artificiales, quien recientemente completó su doctorado en historia de la ciencia del sabor en la Universidad de Pensilvania.

Brerenstein señaló que la industria de los sabores sintéticos se remonta a mediados del siglo XIX, y contó historias de tres de los sabores favoritos.

Leer más

Un Poblano triunfando en Tenerife…

Mexicano por nacimiento, pero aún más por pasión y convicción, Armando Saldanha llegó desde su querida Puebla a Tenerife hace 20 años para estudiar Derecho hasta que, un buen día, decidió arrojar la toga y abrazar la chaquetilla. Hombre inquieto y cocinero inconformista, tras pasar por los fogones de cocinas clásicas y demostrar un gran talento técnico, se fijó en las vanguardias españolas para abrir el que fue uno de los baluartes de la Nueva Cocina Canaria: Amaranto, en el norte de la isla. Conceptos contemporáneos bien planteados, con producto local y matices mexicanos dieron brillo a aquel restaurante que, sin embargo, con el huracán de la crisis acabó cerrando.

A veces se tiene que fracasar para emprender de nuevo y bien…

Entonces, Armando cambió el chip, iniciando así una carrera empresarial que lo llevó a gestionar locales como el Museo de la Naturaleza y el Hombre, en el mercado municipal. Un buen día -y no hace demasiado de ello- sintió que el México que tenía dentro también debía salir. Y, convencido de que la cocina de su país interesaría a los tinerfeños, decidió montar Amorcito Corazón, hoy emblema de su grupo de restauración, junto a la Rambla de Santa Cruz.

A veces hay que echar mano de nuestras raíces…

Ya desde la entrada queda patente su devoción a la tierra que le vio nacer y su compromiso por las libertades: una fotografía panorámica de su colorida Puebla preside la barra y, en una pared del piso superior, 43 corazones recuerdan a los 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero durante 2014. En la mesa, México sin ambages, interpretado desde la excelencia culinaria, pero sin esquivar su fuerza original. Suave “el déjame entrar” de los totopos con nata agria, rabanitos, cebolla y frijoles. Guacamole, muy fino de textura, con la intensidad del aguacate canario. La tostada de tártara de atún, añorado recuerdo de Amaranto. Subiendo la intensidad, la torta de maíz con pesto de frijoles, pollo deshuesado (un poco soso), cebolla, brotes de cilantro y refrescante salsa cruda de tomate verde natural. Picosos y elegantes molotes de tinga poblana con base de guacamole, salsa verde, cebolla roja y queso fresco.

En temporada, tampoco falta la estrella de Puebla, los chiles en nogada. Impecables los sopes de langostinos en chipotle, jugosos, alegres. Las cemitas, con la milanesa, el aguacate, el queso Oaxaca, el chipotle escabechado, el papaloquelite (cilantro)… El mismo mercado de su tierra, ahora en Tenerife. La infladita de cochinita pibil, con el crujiente perfecto y sabor denso. El taco árabe -con origen en el shawarma– resulta un poderoso colofón y, a la vez, un último homenaje a pueblo natal, ya que Armando lo elabora con chipotle marinado en vinagre, orégano, tomillo y cítricos. Y es que el chef introduce -constantemente- recetas siempre en la tradición más pura: un aguachile fresco, un ceviche mexicano, una carne de res en huitlacoche, chocolate con chile… Amorcito Corazón juega en la champions de los mexicanos españoles.

De que se puede; se puede…Solo basta que te lo propongas…

Por el placer de una tasa de buen café…

En las narrativas sobre el café gourmet, hay dos tipos de lugares: aquellos donde se cultivan los granos y aquellos donde la gente consume el resultado final.

Por un lado, tenemos al agricultor fornido en algún lugar de América Latina o África que arranca las bayas rojas de café que contrastan con el color esmeralda de los arbustos. Por otro están los hombres y las mujeres en cafeterías acogedoras que dan sorbitos a aromáticas tazas de café identificadas por sus orígenes exóticos (como Guatemala, un país de bosques nubosos y lagos relucientes en las montañas, donde diversos microclimas dan lugar a incontables variedades de café).

Sin embargo, esta imagen está cambiando. Guatemala ya no solo exporta café. También es sede de una comunidad de cafeterías en expansión donde los baristas señalan las notas a uva pasa y durazno en el especial del día y se agendan clases de degustación (“catas”, para los iniciados) todos los sábados.

“El gremio crecerá”, predijo Raúl Rodas, el barista campeón mundial de 2012, quien tiene su propia cafetería y empresa distribuidora de café, Paradigma, en la Zona 4, actualmente de moda en la ciudad.

“Necesitamos más productores, más consumidores, más cafeterías”, comentó Rodas mientras tomaba café en El Injerto, uno de los establecimientos con los que compite, donde saludó a los baristas por su nombre y explicó cómo detectar el toque de sabor a polvo de cacao en el final de cada sorbo.

El fenómeno de la “tercera ola” del café, con su énfasis en cada paso de la cadena del café —desde la identificación de las fincas que producen la mejor calidad hasta el tostado de los granos y la educación de los consumidores— ha comenzado a diseminarse a lo largo de los países productores de café en América Latina. Sin embargo, el fervor de la escena guatemalteca podría superarlos a todos, aun cuando el grupo potencial de consumidores es mucho más pequeño que en Ciudad de México o Bogotá.

Diversas variedades de café a la venta en El Injerto. La tendencia está cambiando la percepción de los guatemaltecos respecto a uno de sus productos de exportación más importantes. Credit Daniele Volpe para The New York Times

“Haríamos esto incluso si no nos pagaran”, dijo Ricardo Morales, un barista de El Injerto, el local que abrieron los propietarios de una plantación para exportación con el mismo nombre, que tiene un siglo de antigüedad.

Son los baristas los que están impulsando la tercera ola en el país, señaló Diego del Águila, quien está a cargo de la Escuela de Café de Anacafé, la Asociación Nacional del Café de Guatemala. “Las cafeterías hacen que el consumidor cambie su idea sobre tomar café”, dijo. Tan solo el año pasado se abrieron siete cafeterías en los barrios arbolados cercanos a la sede de la asociación.

La tendencia también está cambiando la percepción de los guatemaltecos sobre uno de sus productos de exportación más importantes. “Hace cuatro o cinco años era difícil mantener el café dentro del país”, afirmó.

La Escuela de Café de Anacafé ofrece un curso de capacitación para convertirse en barista que incluye un módulo sobre el arte de hacer dibujos en la espuma del latte, así como cursos de tostado de café, que muchas cafeterías ahora llevan a cabo en sus propios locales.

Un lunes hace poco, diez aspirantes a baristas se agrupaban en torno a dos mesas de metal en la escuela de Anacafé, donde los matraces forman hileras en repisas y encimeras como si se tratara del laboratorio de ciencias de una escuela secundaria. En una mesa, el instructor Paulo Meléndez, de 24 años, quien tomó su primer curso de barista cuando tenía apenas 13 años, mostraba a los estudiantes cómo preparar café con una prensa francesa.

Después de verter agua caliente sobre el café molido, esperó 45 segundos y mezcló la infusión solo tres veces, esperó otros tres minutos, retiró la espuma de la mezcla y presionó el émbolo.

Jacquelin Medinilla, una instructora, durante un curso de capacitación para baristas en la Escuela de Café de Anacafé Credit Daniele Volpe para The New York Times

Los estudiantes dieron sorbos a sus tazas de expreso, haciendo comentarios sobre la acidez, el cuerpo y el peso del café, proveniente de la región de Huehuetenango en Guatemala.

Acto seguido, Meléndez pasó a la técnica de goteo con filtro Melitta, en la que se utiliza una tetera de cuello de ganso para verter agua en todo el filtro primero y después sobre el café con un movimiento en espiral.

“Huele diferente, más ácido”, fue el veredicto de una estudiante, Xiomara Montenegro, abogada.

Meléndez asintió. “Nos deja la boca seca como un vino blanco seco”, dijo.

Alejandro Quiñónez, arquitecto de profesión, estaba allí porque esperaba que un certificado de barista le permitiera viajar a Europa y trabajar en las cafeterías de allá. “Como guatemalteco, creces con el café de tu abuela, que todos hemos tomado”, comentó.

Veronica Shin, una estudiante surcoreana que vive desde hace diez años en Guatemala, también espera trabajar medio tiempo como barista. Su certificado guatemalteco tendría un mayor prestigio en Corea, dijo, porque el café guatemalteco es muy valorado en ese país.

Es difícil hacer negocio con una cafetería gourmet, y es un trabajo que realizan por amor al café todos aquellos que se embarcan en él. En un país donde la mayoría no gana ni el salario mínimo —menos de 12 dólares al día— gastar 2,50 dólares en una taza de café es un lujo que solo una mínima parte de la población se puede dar; e incluso para aquellos con un ingreso que permite lujos, está la cuestión del hábito. “¿Cómo convencer a alguien que siempre ha comprado el café en el supermercado a convertirse en consumidor de café gourmet?”, preguntó Rodas. Su respuesta: “Mientras más culturalizamos, más mercado hay”.

Cafetería Rojo Cerezo. Es difícil tener ganancias en las cafeterías especializadas de Guatemala. Para muchos, es un trabajo que se hace por amor. Credit Daniele Volpe para The New York Times

Rodas se remonta también a las fincas cafetaleras, que desarrollan cafés con entre 16 y 20 productores cada año. Hasta hace poco había en Paradigma tres cafés distintos en venta, identificados por región, finca, variedad y fecha en la que el grano se cosechó y tostó. “Cáscara de naranja, floral, azúcar morena y final a especias”, se leía en la descripción de una bolsa de la húmeda región norteña de Cobán.

El barista parece tener éxito con la evangelización de sus clientes en el pequeño distrito de alta tecnología de Ciudad de Guatemala. “Me han enseñado a probar el café, a confiar en el paladar”, dijo Óscar Villagrán, director de finanzas de una empresa de software que viene casi siempre después de la comida. “No me daba cuenta cuando tomaba café malo. Ahora percibo la diferencia”.

Muchos de los baristas de la tercera ola se iniciaron en alguna de las cadenas de café local de Guatemala y entraron al negocio por casualidad.

Gerson Otzoy fue uno de ellos. En aquel entonces, hace siete años, tomó el dinero que su hermano y su hermana le enviaron desde España para que los siguiera y decidió comprar una máquina de expreso. Ahora, la nueva máquina de expreso Astoria Rapallo con una apariencia retro ocupa el lugar de honor en el mostrador de Fat Cat, la cafetería que dirige con su hermano en el pueblo colonial de Antigua, a una hora en auto al oeste de la capital.

Otzoy comenzó tostando su propio café hace tres años. “​Eso marcó la diferencia entre vender café y vender experiencia”, dijo.

Pedro Martínez, quien solía capacitar a baristas para la cadena local & Café, abrió en diciembre Café Sol, su propia cafetería en Antigua. Compra café exclusivamente a pequeños productores y cambia las variedades tras unas cuantas semanas.

Es muy distinto a la manera en que él creció, cuenta Martínez, con una olla de café de origen desconocido en la estufa por la mañana y al caer la noche. “Como niño, siempre escuchamos que el mejor café de Guatemala iba a otros países”, comentó.

Ahora Martínez lleva a los jóvenes baristas a viajes de degustación a fincas cafetaleras. “Los jóvenes tienen mucha curiosidad”, dijo. “Algunos tienen el sueño de abrir su propia cafetería”.

 

Un Yougur “muy saludable”

La franquicia española Smöoy, especializada en la fabricación y venta de yogur helado, ha firmado un acuerdo de Master Franquicia con el que llega a Singapur. Ha firmado acuerdos, igualmente, con un grupo local que será el encargado de expandir la marca en la región. Con este destino, considerado el más próspero de Asia, la empresa alcanza los 15 lugares internacionales.

Sin duda, Singapur se debe considerar como una excelente idea para acceder al mercado asiático, con uno de los más altos ingresos per cápita, arriba de los $52 mil dólares.

No es la primera vez que la franquicia consigue llegar a un país asiático pues ya tenía presencia en China y Arabia Saudí. La meta es abrir 5 establecimientos en Singapur durante lo que queda de 2017. La primera apertura estaba prevista para el 26 de mayo.

La curva de aprendizaje se reduce al abrir sus primeras tiendas internacionales…

La expansión de la empresa en España alcanza todas las comunidades autónomas y sigue abriendo tiendas, las última, en Villafranca del Penedés, Centro Comercial Dos Mares en Murcia. Así mismo se encuentra en cuatro continentes, ya se puede disfrutar de un yogur helado de Smöoy en Latinoamérica, Asia, Europa e incluso África en el que se pueden encontrar establecimientos en Guinea Conakry y Angola.

Sin duda, el mercado interno, le da la fortaleza financiera para ir a otros mercados, más aun, cuando domina el esquema del franquiciado.

Smöoy nació en 2010 creando un nuevo yogur helado hasta el momento inexistente en el mercado. Centrados en la funcionalidad del mercado y la salud, crearon un yogur helado bajo en grasa, rico en fibra y sin gluten. Es, además, fabricante propio y abastece a todas las franquicias desde su sede central en Alcantarilla, Murcia.

Están claros sus atributos en su propuesta de valar: orientados al consumo de una golosina “muy saludable” además de un atractivo diseño de su marca.

La construcción de marca

Es un aspecto integral dentro del desarrollo de un negocio[1] y, en especial, dentro del sector retail porque genera un valor añadido que te permite diferenciarte respecto a la competencia.

Entre otros aspectos, el conocimiento que tengan los usuarios de tu marca hará que decidan adquirir un nuevo producto de forma más rápida o incluso te ayudará a fidelizarlos.

A continuación, te detallamos los pasos para que consigas una construcción de marca que alcance tus objetivos de negocio.

Pasos para lograr una construcción de marca potente

1.) Define tu marca

La primera etapa en la construcción de marca es la definición misma de tu marca. ¿Qué representa o qué quiere fomentar tu marca?

A la hora de definirla, debes analizar las principales fortalezas de tu negocio. También necesitas saber qué significa tu marca y qué es aquello importante que quieres resaltar (valores de marca).

Los valores de tu marca deberían, de una manera u otra, demostrar que contribuyen al bienestar ambiental, social y económico de los consumidores. Estos son aspectos importantes dentro de la construcción de marca.

 2.) Diferenciar y posicionar tu marca

Antes de embarcarte en la construcción de marca debes darte tu tiempo para averiguar cómo puedes diferenciarla de tu competencia para que atraiga la atención de tu público potencial.

Para diferenciar tu marca, tienes que crear una ventaja única en la mente de los consumidores y no meramente atraer su atención por los colores, logotipos u otros elementos superficiales.

Una vez obtengas una propuesta de valor única, debes utilizar una buena estrategia para posicionarla y para que los consumidores aprecien el mayor valor de tu marca sobre el resto de competidores y sobre el mercado.

 3) Construir y exponer tu marca

La construcción de marca no depende de un único factor. Construir una marca única y potente requiere tiempo y consistencia.

Por eso, continuamente tienes que seguir reforzando sus valores y habilidades y asumir nuevos roles y tareas para otorgarle más exposición. Alternativamente, puedes utilizar canales promocionales, blogs, foros y redes sociales (LinkedIn, Twitter y Facebook) con el fin de crear una voz para tu marca específica y personal.

A la hora de impulsar la construcción de marca, también debes esforzarte en desarrollar la personalidad de marca (lo que la gente sabe, piensa y decide acerca de ti). Esto es lo que impulsa o motiva a las personas a identificarse y a participar con tu marca.

4.) Personalizar tu marca

Si deseas que tu campaña de construcción de marca tenga éxito, debes personalizarla, darle una identidad.

Mira a tu marca como algo con lo que tus consumidores quieren identificarse tal y como tú lo harías con tu coche favorito, teléfono celular o computadora.

A medida que te involucres en la construcción de marca, también debes invitar a los clientes a ser co-creadores de los valores de la marca para que puedan sentirla propia y relacionarse con ella.

Las principales marcas fomentan la interacción de consumo personalizando los productos para satisfacer las necesidades y preferencias de los consumidores. Cuando personalizas tu marca, das la oportunidad a los consumidores para que participen y se comprometan con tu marca durante toda la vida.

 5.) Revisar tu marca

Tu marca no es estática. A la hora de impulsar la construcción de marca debes saber que con el tiempo pasará por una serie de movimientos. Dependiendo de las estrategias de marca, tu marca crecerá con fuerza, permanecerá inactiva, o retrocederá con el tiempo.

En el ciclo de una marca, los nuevos eventos, cambios y circunstancias traen desafíos y oportunidades para mejorar el valor de tu marca o restablecerla. Todas estas posibilidades deben darte el ímpetu para hacerte cargo de la responsabilidad que tienes ante la construcción de marca.

A medida que tu marca crece, también lo hacen las responsabilidades y las expectativas para continuar impulsando la construcción de marca. 

La mejor manera de asegurarte su crecimiento es revisar las actividades y evaluar sus éxitos a través de métricas, tales como los niveles de conocimiento de marca o los niveles de compromiso.

6.) Pensar a lo grande

Tu marca no tiene por qué aspirar a ser una más si realmente quieres conseguir resultados.

Por eso, cuando empieces con la construcción de marca debes tener en cuenta las acciones que permitan conectar la marca con los consumidores. Por ejemplo, a través una página web, una aplicación o con ofertas exclusivas.

Como te hemos dicho más arriba fomentar la interacción con los consumidores es un factor importantísimo para el branding corporativo dentro del sector retail. Si logras posicionarte como un referente en este aspecto, los usuarios te serán fieles y la competencia te tomará como un ejemplo a seguir.

 7). Ofrecer tecnología punta

El objetivo principal de una marca retail es disponer de la última tecnología para ofrecer una experiencia de compra única a los consumidores.

Por ejemplo, contar con una herramienta de pago para realizar transacciones a través del móvil o ganar puntos de fidelización…

Según los expertos en branding corporativo, para la construcción de marca debes pensar en tres atributos: una marca debe ser vibrante, atrevida y auténtica.

Como puedes ver, la construcción de marca depende de muchos elementos: tienes que definir tu marca, diferenciarla, presentarla y revisar de vez en cuando el grado de penetración que tiene en la mente de los consumidores. También debe adoptar estrategias de marca que añadan valor a tu público.

 ¿Qué ventajas te aporta la construcción de marca?

La forma de entablar interacciones con los usuarios es mucho más sencilla y directa

 La experiencia de compra de los consumidores genera una confianza que no existiría de ser una marca desconocida gracias a la estrategia de branding corporativo creada en torno de ella.

La construcción de marca genera una cartera de clientes estable gracias a la fidelización conseguida por la estrategia de branding. Esto hace que disminuyan los tiempos en el proceso de compra y que aumenten los beneficios.

El sector retail, por lo tanto, es consciente de la importancia que tiene contar con una marca potente que dibuje un universo perceptual en el mercado y de los retos de futuro del retail branding y el visual merchandising.

Y es que, la originalidad y creatividad dentro del sector retail no solo es una cualidad: es un deber.

 

 

[1] http://blog.wivoanalytics.com/branding-y-construcción-de-marca-en-retail

¿Por qué triunfa el Restaurante Amazónico?…¡y si…eh!

Además de por gastronomía y coctelería, el restaurante Amazónico destaca por la música. Amazónico es de los pocos locales de Madrid que alberga un exclusivo club de jazz en su planta baja.

Aristócratas, directivos del Ibex 35 y artistas frecuentan Amazónico, el nuevo restaurante de moda de Madrid. Ubicado en el número 20 de la calle Jorge Juan, esta propuesta gastronómica aspira a convertirse en un viaje por el Amazonas. Los sabores de sus platos van desde Brasil hasta Japón, pasando por Argentina, India, Perú y China. En la planta baja, Amazónico alberga un club de jazz. El lugar donde ver y ser visto en Madrid.

Decorado por el interiorista Lázaro Rosa-Violán, desde Amázonico defienden un nuevo concepto de restaurante. Un viaje por el Amazonas y una vuelta al mundo. Este pavo real es el emblema del restaurante Amazónico.

Tienen muy claro lo que es el “Concepto”… ahí nadie le compite; ellos han creado su propio mercado; ponen sus propias reglas.

Las lianas que cuelgan del techo y las trepadoras que adornan las paredes introducen al visitante en una refrescante y enigmática jungla. Dos pasos más allá, un elegante pavo real decora una barra circular repleta de frutas exóticas. El camarero agita la coctelera a ritmo de bossa nova mientras, a través de la cocina acristalada situada a lo largo del pasillo, se despliega un abanico de asados: espeto malagueño, horno tandoori indio, parrilla argentina, rodizio brasileño… Ni siquiera falta una barra japonesa donde degustar un yarikahua de carabinero o un poke de atún rojo con anacardos. Bienvenidos a Amazónico, el restaurante de moda de Madrid. Sin duda el más exuberante, arriesgado y molón de la capital. Y el único que albergará, en su planta baja, un exclusivo club de jazz. ¿What Else?

Desde su apertura, el pasado mes de julio, este espectacular espacio decorado por el interiorista catalán Lázaro Rosa-Violán y situado en el número 20 de la calle Jorge Juan (donde antes estaban el restaurante Pan de Lujo y la discoteca Backstage) se ha convertido en la sensación de la temporada. Ya hay lista de espera para septiembre. A cargo del novedoso proyecto está el matrimonio formado por Sandro Silva (cocinero) y Marta Seco (economista), de 43 y 40 años de edad respectivamente, propietarios de otros tres restaurantes en el barrio de Salamanca: El Paraguas (2003), Ten con Ten (2010) y Ultramarinos Quintín (2014), que junto a Amazónico reciben a unos 2.000 comensales diarios y dan empleo a casi 400 personas. Y todo a la chita callando, sin el relumbrón de las estrellas Michelin.

¡De qué saben su negocio; saben…!

El matrimonio formado por Marta Seco (economista) y Sandro Silva (cocinero) capitanean el restaurante Amazónico. Su cocina va desde Brasil hasta Japón, pasando por la India, Argentina, Perú o China.

Curiosa mezcla; nada fortuita: Una (¡!) Economista y un buen Chef. Resultado: Todo un éxito.

De ascendencia brasileña, Sandro define el nuevo concepto como “un viaje por el Amazonas donde degustar distintos productos de la región en un ambiente selvático, fresco y cosmopolita”. De alguna forma, este es un homenaje a sus raíces. “Queríamos salir de la zona de confort y hacer algo completamente diferente. La idea inicial era ofrecer carnes de distintos países y mostrar las formas de cocinar de cada uno de ellos, pero había una limitación de espacio y el formato fue evolucionado. Lo que teníamos claro es que el fuego debería ser el primer impacto visual“, explica mientras los carabineros crepitan en la parrilla.

No cabe duda…triunfan por reunir muchos de “esos pequeños detalles” que los hacen grandes…

Al final, esta multicultural propuesta gastronómica ha terminado por desbordar los límites de la Amazonía, dando cabida a una fusión de sabores que van desde Brasil hasta Japón, con paradas en Argentina, Perú, India y China. Pero la brillantez de la puesta en escena no eclipsa la sofisticada oferta culinaria. Así, en este oasis tropical los “petiscos amazónicos” se mezclan con la lubina al espeto o los choricitos chilenos. “El espacio es espectacular, pero la oferta gastronómica también es apabullante. Ahora las rubias también son listas”, bromea la asturiana Marta Seco, que además de directora ejerce de cercana maestra de ceremonias y hasta de “comodín del público”. Como ocurre con el resto de restaurantes, Amazónico congrega a una variopinta clientela que incluye aristócratas, directivos del Ibex 35, artistas famosos y latinoamericanos bien bronceados. Todos ellos tienen algo en común: las ganas de divertirse en este gozoso viaje a la selva.

Me consta, gracias a la invitación de Armando y Tere, pudimos comprobar que el “Amazónico” es toda una experiencia. ¡Caray…que se repita…!